A todas vosotras que os sentís una madre más, os invito a
formar parte de este blog, donde hablar de nuestras historias, de que nos preocupa, que nos ha hecho reír o porque no…,
donde poder dejar caer alguna lagrimilla… , eres tu... sencillamente una madre más?.

SA - SE - SO - SU...


Te levantas un buen día, lo de buen día es por llamarlo así…, y te das cuenta de repente que … la botella realmente esta medio vacía, que el tema económico deja mucho que desear, que la salud empieza a tener sus altibajos, aunque más bajos que altos, y… como que aunque salga el sol… como que no brilla igual! (o al menos eso es lo que parece… ¿habrá que cambiar el color del cristal de nuestras gafas? Podría… podría ser….). Sabéis de aquella canción que decía “las manos en los bolsillos, siempre mirando el cielo, …. enciendes un cigarrillo, no paras de fumar, …. Y empiezas a preguntarte quien piensa en ti….” Pues ahí vamos, te levantas una mañana y sientes lo que decía este señor, o te dejas identificar con aquella frase hecha de a perro flaco todo son pulgas. Es decir, amig@s… ¿Quién piensa en ti?
¿Qué quién piensa en ti?. ¿Quién va a ser? Pues tu mism@, sin más. La ayuda que esperas te llega como caída del cielo, o como una inspiración que nace de tu interior, lo único que hay que hacer es creértelo y si! si! Claro que puedes, y yo mism@ te voy a decir como. A partir de hoy vamos a poner en práctica este juego de sílabas SA, SE, SO y SU.
A ver… que te despiertas por la mañana, todo hay que decirlo muy de mañana, y empiezas estratégicamente a organizar tu día, sin cabida para los imprevistos, claro! Pero como haberlos, como ya sabréis tod@s, hailos. Y empiezas … ¿Cómo hago esto? Y ¿cómo llego aquello? ¿y…? ¿y…? ¡¡Y?!?!! Basta!!! Bas-ta-de-a-go-bi-os!!!
Empecemos cuanto antes con la primera sílaba, SA de SA-BIDURIA. Necesitas tener sabiduría para salir de cualquier situación que se te presente en cualquier momento, hay que saber como actuar y que decir, y para ello tendremos que aplicar la segunda sílaba, la SE de SE-RENIDAD. Eso es, no hay que dejar perturbarse ante el día a día, hay tener serenidad para poder actuar un poco con sangre fría, y encontrar la SO-LUCION. Claro! Cualquier … has leído bien… CU-AL-QUI-ER problema que se te presente, tiene solución, y como dijo no recuerdo quien, lo que para hoy parece el fin del mundo, mañana solo es un problema a solucionar, el tiempo es un gran aliado para ello ¿sabes?, pero si conseguimos tener serenidad, obtendremos con sabiduría la solución más acertada. ¿Y sabes quien facilitará todo este proceso? Una gran aliada… la SU-TILEZA. Hay que ser sutiles amig@s, es uno de esos consejos que me dio mi madre, y todo hay que decirlo, y aquí entre nosotros, que en más de una ocasión no hice demasiado caso. Ahora los años, la experiencia, el camino hacia la madurez (bastante largo… por cierto!), pues me ha hecho entender que realmente es un gran consejo, si colocas en tu bonita cara una sonrisa y actúas con sutileza, seguro que te acercas mucho más y más rápido a tus objetivos que si te adelantas intentando pisotear a alguien.
Así que ya sabéis, yo voy a seguir con mi sistema de asociación. Recuerda:
SA-biduria
SO-lución
SE-renidad
SU-tileza

Si a todo esto le conseguimos colocar un poco de buen humor, una sonrisita y un que pases un buen día, nos venga lo que nos venga, tiraremos adelante.
¿qué? Ah! Claro! Se me olvidaba! Si queréis completar el juego de palabras, podéis añadir el SI de sinvergüenza, ante algunos elementos da mucho de sí, palabra!
Suerte amig@s, y hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

gracias por tus palabras...